martes, 24 de agosto de 2010

Rupit

Rupit es un municipio de la provincia de Barcelona situado al noreste de la comarca de Osona y al este de la Sierra de Cabrera. Tiene una población de 364 habitantes.


Está integrado por dos núcleos urbanos: Rupit y Pruit, que fueron independientes hasta el año 1980.


Está situado a 98 kilómetros de la ciudad de Barcelona (dirección Norte) y es el último pueblo de la provincia en la carretera que une los municipios de Vic, capital de la comarca de Osona y Olot, capital de la comarca de la Garrocha (Girona).


es un pueblo precioso y muy bien conservado, sus calles, sus casas y todo el entorno en sí, flores por doquier con ese pequeño río que lo atraviesa, en definitiva, impresionante.

Nos dirigimos al Salt de Sallent.

Desde Rupit buscar a unos 20 metros al sur de la iglesia parroquial, una calle que desciende y nos lleva por la derecha al inicio:
1. A la izquierda, por el túnel, bajar por la vertiente izquierda del barranco hacia el Salt
2. A la derecha, bajar por la vertiente derecha hasta el Molí Rodó.

En el salt del Molí Rodó confluyen los dos senderos de bajada y solo uno continua por la izquierda.


Por la derecha, un sendero sube a la pista: a la derecha, a Rupit, y a la izquierda, a Sant Joan de Fàbregues.

Cuando el barranco se empieza a abrir, el sendero pasa a la derecha.


Una vez estamos en El Salt se puede, por la izquierda, ir al mirador que está a unos 300 metros.


Por la derecha, el camino conecta con la pista que regresa a Rupit.

Esta ruta es de gran belleza ya que nos permite disfrutar por un camino de ribera de una cascada de cien metros de altura, que salva los cingles de Pujolràs.


Nosotros optamos por el camino de la izquierda y nos adentramos en el bosque hasta un antiguo molino por el que pudimos volver a cruzar el rio y buscar el sendero de regreso.

Realmente fue una buen a idea. Se va bordeando un riachuelo lleno de cascadas pequeñas, entre bosques, con un olor embriagador y un silencio de lo más agradecido.


Cuando llegas al salto, te sorprende un precipicio no apto para los que sufren de vértigo, porque tiene una caída brutal. La vista se pierde en el infinito entre rocas y vegetación.



más fotos aquí

1 comentario:

  1. Bonito lugar amigo,en verdad no paras,jajajjaja

    ResponderEliminar